La hoja de ruta del gobierno que viene en Argentina

Con definiciones y tonos propios de un canciller, Felipe Solá develó algunas prioridades de la administración que desde el 10 de diciembre encabezará el presidente electo, Alberto Fernández. Qué otras conclusiones dejó una nueva edición del Council of the Americas.

Escribe: Miguel Hein

Crecen las expectativas por conocer cuáles serán los lineamientos politicoeconómicos por los que transitará el próximo gobierno, encabezado por el presidente electo, Alberto Fernández. Toda esa ansiedad se concentró este lunes en los salones del Alvear Palace Hotel, donde la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) realizó una nueva edición de su tradicional Council of the Americas.

El encuentro, que habitualmente tiene lugar en agosto, congregó a numerosos representantes de la actividad industrial y comercial, como también a integrantes de los tres poderes del Estado y a casi toda la prensa. Todos a la búsqueda de algunas precisiones sobre el rumbo que tomará la Argentina desde el 10 de diciembre.

Al abrir la conferencia, el anfitrión José Luis Di Fiori, presidente de la CAC, manifestó que la nueva administración afrontará desafíos grandes, como la reactivación de la economía, la baja de la inflación, la recuperación del poder adquisitivo, la estabilidad financiera, la recuperación de la confianza en la moneda argentina y el logro de un acuerdo con los acreedores externos.

Di Fiori aseguró que tanto la industria como el comercio están muy golpeados, pero se manifestó esperanzado en que el nuevo gobierno llevará adelante un plan económico consistente y que hará posible superar la difícil coyuntura.

Al final, el presidente de la CAC pidió un modelo que consiga potenciar el mercado interno en simultáneo con las exportaciones. También propiciar las inversiones para que haya una real economía 4.0 y se puedan explotar la abundancia de recursos que tiene el país.

Por último, reclamó poner el foco en la educación, para formar los recursos necesarios para estar a la altura del cambio tecnológico y garantizar la empleabilidad  de la fuerza laboral, en puestos productivos y de calidad.

La política

Después de las palabras de Susan Segal, Presidente y CEO de Americas Society, coorganizadora de la conferencia, el auditorio empezó a escuchar algunas definiciones de la política.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, repasó índices de su gobierno, pero la definición más contundente fue en torno a la convivencia de su administración con otras de distinto color político en el gobierno central como también en la provincia de Buenos Aires.

“Vamos a seguir trabajando en equipo con el gobierno nacional y con la provincia. Tengo la mejor predisposición para ello. Independientemente del espacio político que uno represente, tiene que respetar el voto de la gente”, afirmó Larreta.

Las otras definiciones fuertes salieron de la boca de Felipe Solá, diputado nacional y máximo candidato a ocupar la Cancillería desde el próximo 10 de diciembre. Si bien el ingeniero intentó atemperar esa nominación, sus palabras confirmaron que será ministro de Relaciones Exteriores. Por el tono, pero también por las afirmaciones.

Por ejemplo, Solá reveló que el ministerio que desempeñará volverá a llamarse de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto y que las relaciones económicas internacionales volverán a esa cartera. Confirmó la vuelta de la Fundación Exportar, reconvertida en el gobierno de Mauricio Macri en Agencia de Inversión y Exportaciones.


Otras definiciones:

-“La región (Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia) está muy alterada, pero no sabemos si vivimos coyunturas o procesos de largo plazo.”

-“América del Sur no tiene una unidad que le permita discutir sus propios problemas, resolver sus propios problemas, discutir los problemas de su relación con el mundo y rediscutirse hacia adentro. Ese sistema de contención, de exposición y de resolución de dificultades entre países ha desaparecido.”

-“No debemos reinventar nada, no hay nada que refundar. Nuestro gobierno será un punto dentro de la historia. Por lo tanto, se trata de hacer funcionar bien lo que uno encuentra y cambiar aquello supone que es una traba a los intereses argentinos.”

-“Cada país se da su gobierno, cada país es soberano, cada pueblo vota su gobierno, y Argentina se relaciona con gobiernos de países, no con la zona de confort, no con los amigos, sino con países, y tiene intereses y obligaciones.”

-“Vamos a permanecer en el Grupo de Lima, porque es una silla importantísima, porque no vemos otras, y porque es allí donde debemos dar el debate de lo que pensamos.”

-“No puede ser que el único punto que genere unidad entre los países de Sudamérica sea qué se piensa de Venezuela.  Hay muchos más factores que nos unen o que nos llevan al debate.”

-"América del Sur pierde poder relativo, retrocede en el mundo. Tiene cada vez menor PBI por habitante. Somos el continente más desigual del mundo, algo increíble cuando se piensa en Africa. Producimos cada vez menos patentes. Tenemos cada vez menos multi latinas.”

-“Hay que sentarse y discutir, sentarse y debatir, sentarse y dialogar, tanto con el que piensa igual como con el que piensa distinto. Hay que desideologizar las relaciones. Una cosa es lo que uno es, y otra lo que uno hace para relacionarse con el otro. En México nos dieron un consejo: Hagan, no hablen.”

La tecnología que desvela

Otro momento central fue el panel “Tecnología e inversión”, moderado por Andy Freire (SoftBank). Allí expusieron dos pesos pesado del sector: Sean Summers (Vicepresidente Senior de Mercado Libre) y Claudio Muruzábal (presidente SAP Latin America).

El primer punto de debate fue qué potencialidad tiene crear unicornios en la Argentina y cómo impactan. “Ser un unicornio es una consecuencia, no es algo que uno se impone. El emprendedor argentino tiene que tener una visión regional porque el mercado interno no es lo suficientemente grande. Tiene que pensar en regional o global para poder ser competitivo. Eso nos ayudó en Mercado Libre, porque desde el principio tuvimos esa visión", dijo Summers.

"Sabíamos que esto iba a ser un maratón. Necesitábamos armar una estructura para desarrollar el comercio electrónico. Pensábamos que la tecnología iba a cambiar al consumidor latinoamericano. Nos decían que estábamos locos. Además de la diversidad geográfica, en Argentina nos ayudó tener un marco regulatorio pensado para el largo plazo, que empezó con la Ley de Software de 2003. Hemos tenido 15 años de políticas consistentes”, analizó el Vicepresidente de Mercado Libre.

“La industria de la tecnología es la que más ha crecido en la Argentina y en el resto de América latina en los últimos 5 o 10 años, en un contexto donde el PBI de la región no ha crecido nada. En Argentina la tecnología es el 8% de las exportaciones, y es muy bueno si lo comparamos con el 0 que era hace 10 años. Sin embargo, no llega a ser el 1% del Producto Bruto Interno. Esto indica que hay mucho trabajo por delante”, intervino Muruzábal.

“En Argentina trabajan en tecnología unas 450.000 personas. Pero la Ley de Economía de Conocimiento aspiraba a generar unos 200.000 empleos más. El problema es generar los profesionales que sean capaces de ocupar esos empleos. Hoy estamos generando anualmente menos ingenieros por habitante de lo que generan muchos países emergentes. Estamos en un ingeniero cada 6000 habitantes, mientras que en China hay uno cada 2000”, completó el presidente de SAP.

La coyuntura

Un tema de estricta actualidad se coló en los paneles que siguieron: la suba de aranceles que Estados Unidos impuso sobre el acero y el aluminio argentinos.

Al hablar en el panel “Una conversación sobre el panorama político y económico de los Estados Unidos”, junto a Susan Segal, el ex asesor especial de Bill Clinton para las Américas y experto en la región, Nelson Cunningham, consideró que "todo tiene que ver con la pelea comercial con China y con la campaña electoral del 2020 en los Estados Unidos".


En este momento, "es válido decir que tenemos que entender que prácticamente todo lo que hace Trump es en el contexto de elecciones en los próximos 11 meses, porque tiene que mostrarle a los granjeros estadounidenses que los está protegiendo de las malas políticas comerciales chinas", enfatizó.

"Para que China siga comprando soja a los EE.UU. lamentablemente significará que la Argentina no tendría que venderle tanto a Estados Unidos, todo está vinculado", sentenció Cunningham.

El tema también sobrevoló el panel “Una conversación sobre las oportunidades y los desafíos de la Argentina que viene”, con el diputado nacional José Ignacio De Mendiguren y el senador electo Jorge Taiana (moderados por Julia Pomares, del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) y el cierre que protagonizó el actual ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza.

El ocupante del Palacio de Hacienda manifestó que “recuperar el crédito es quizás el mayor desafío para el crecimiento. Incumplir los vencimientos no es una opción ni legítima ni práctica. El próximo gobierno debe recrear esas condiciones de crédito” dijo, y agregó: “Va a haber las reservas suficientes para entrar en una negociación con los acreedores. Pero no vamos a crecer sino tenemos una deuda sustentable”

La última definición de Lacunza fue para defender el acuerdo de comercio con la Unión Europea. “El acuerdo con la UE es el norte para que nuestro país deje de mirar cómo el mundo se desarrolla y crezca duplicando el PBI per cápita, y saliendo del estancamiento”, concluyó el ministro.

TAGS | Retail, Council of the Americas, Acero, Aluminio, Trade

También podría interesarte





© Copyright 2019 - Trade & Retail