¿Qué les propuso el gobierno nacional a las alimenticias?

En una reunión con representantes empresarios del sector, las convocó a participar de las licitaciones que realiza Desarrollo Social para abastecer sus programas de asistencia alimentaria. Esta idea comenzó a materializarse en la reunión del presidente Fernández con el titular de Molinos, en abril pasado.

Escribe: Miguel Hein

Unas treinta empresas alimenticias, más las entidades Copal y Clera, fueron convocadas por el gobierno nacional para que participen en las licitaciones de compras de alimentos para los programas del Ministerio de Desarrollo Social.

Llegaron al encuentro representantes de Mastellone, Nestlé, SanCor, Verónica, Ilolay, La Sibila, Dulcor, Molino Río de la Pata, Bunge, Molinos Tres Arroyos, Morixe, Adecoagro, Dos Hermanos, Molino Chacabuco, Molinos Cañuelas, Molto/Marolio, Unilever, Ramoneda, La Egipciana, INCA, Aceitera General Deheza (AGD), Arcor Inapla, Ledesma y Seaword.

La reunión fue el jueves en el Ministerio de Desarrollo Productivo. La encabezó el anfitrión, Matías Kulfas, quien estuvo acompañado por el ministro de Desarrrollo Social, Daniel Arroyo; la secretaria de Comercio Interior, Paulas Español; la secretaria de Inclusión Social del Ministerio de Desarrollo Social, Laura Alonso; y el titular del Banco Nación, Eduardo Hecker.

En un comunicado, Desarrollo Productivo sostuvo que el objetivo es “garantizar el abastecimiento de la demanda del Estado, que se incrementó a partir de la emergencia por la pandemia, a precios inferiores a los máximos y con diversidad de proveedores y la participación directa de los productores de alimentos”.

Kulfas, por su parte, agregó: “Queremos fortalecer las compras de alimentos para el Ministerio de Desarrollo Social y para eso los invitamos para contar con su colaboración en las licitaciones. Queremos simplificar la operatoria y acortar los plazos de pago, que es un pedido razonable que nos hicieron las empresas del sector”.

A su turno, Arroyo, explicó que “desde el Ministerio tenemos 5 líneas de asistencia alimentaria. La compra y distribución de alimentos es una de las más importantes y es fundamental la participación de empresarios y productores en el sistema de compras, porque antes dábamos de comer a 8 millones de personas y ahora a 11 millones”.

Uno de los puntos salientes del encuentro tuvo que ver con que el Banco Nación puso a disposición de las empresas instrumentos financieros para capital de trabajo para que puedan abastecer la demanda del Estado.

El antecedente

La convocatoria del jueves en Desarrollo productivo tuvo su génesis en el encuentro que el 11 de abril pasado mantuvieron en la Quinta de Olivos el presidente Alberto Fernández y Luis Pérez Companc, titular de Molinos Río de la Plata.


"Conversamos sobre la posibilidad de que el Estado, que adquiere 12 millones de toneladas de alimentos, pueda comprarlos directamente a los productores, sin intermediarios", había sintetizado en su cuenta de Twitter el Presidente.

Aquel día, desde la Casa Rosada se señaló que Fernández y Pérez Companc también analizaron la aplicación de un sistema con procesos claros y transparentes que permita que todas las empresas productoras puedan acceder a ser proveedoras del Estado.

A la luz de los hechos de este jueves 21 de mayo, aquel encuentro de abril fructificó y entre ambas partes avanzaría un acuerdo que podría, además, incrementar el uso de la capacidad instalada de varias compañías.

TAGS | Consumo, Alimentos, Retail, Coronavirus





© Copyright 2020 - Trade & Retail