Una mirada al consumo y al consumidor que vienen

En un contexto de incertidumbre, ganan los comercios locales, se valoran marcas que mantengan precios y demuestren seguridad, accesibilidad, adaptación a la coyuntura y acciones comunitarias concretas. El futuro del consumo se debate entre tensiones y aprendizajes capitalizados que sedimentan con más peso.


La pandemia de coronavirus va prefigurando un escenario complicado para el día después, como lo reafirma el dato de que un 63% de la población estima que podrá consumir menos una vez finalizado el período de aislamiento social.

Un bolsillo cada vez más chico en un contexto cada vez más amenazante. La economía no da tregua y la cuarentena despierta fuertes sensaciones de inestabilidad emocional y preocupación, explica Mariela Mociulsky, CEO de Trendsity.

Al escudriñar “Expectativas del consumidor”, el completo informe de la consultora, se nota la correlación entre aquella expectativa de consumo y la crisis económica, que gana profundidad: 6 de cada 10 indicaron que su situación económica es adversa, retrocediendo a niveles similares a las mediciones de octubre de 2018.

(Clickear sobre cada gráfico para observarlo completo.)


Sintonía con lo local

Hay también un mayor grado de satisfacción e identificación con los actores sociales y económicos locales. Estos conquistan el 74% de las preferencias, superando a las grandes compañías (41%)


Esta identificación tiene correlato en las ventas. Así, un 29% declaró haber aumentado la compra en comercios locales y un 48% mencionó estar dispuesto a comprar por anticipado algún producto o servicio, aunque tenga que esperar a recibirlo post cuarentena para ayudar a la economía.

41% mencionó que buscaría una marca local versus un 11% que mencionó una marca internacional. Es decir, la cercanía y flexibilidad de las marcas locales y su rapidez para adaptarse a este contexto han demostrado hasta ahora buenos resultados. Quizás el desafío de las grandes marcas será trabajar en protocolos y procesos de seguridad e higiene y comunicarlos de manera efectiva, cuenta Mociuslky.

¿Nuevos hábitos?

Es interesante que 7 de cada 10 encuestados declaró que en este tiempo se dio cuenta de que puede vivir con menos cosas de las que siempre consideró necesarias.

Sin embargo, la coyuntura también condiciona, ya que el 72% afirmó que está comprando lo que puede conseguir cerca o con envío a domicilio, pero que preferiría poder elegir mejor”, explica la CEO de Trensity.

“Tal vez es por ello que una vez que finalice la cuarentena la mitad considera que volverá a consumir como antes. Hay tensiones que aún no podemos definir, probablemente queden aprendizajes y nuevas habilidades, comenta Mociulsky.

El foco en las marcas

La investigación señaló que 8 de cada 10 consumidores eligió por sobre todo un precio justo, seguido por seguridad (67% prioriza normas o protocolos de higiene y sanidad), el envío gratuito a domicilio fue mencionado por el 63%.  Sobre todo se pide que hagan promociones (62%) y mantengan los precios al consumidor (52%).

Claramente, una manera de estar cerca es no contribuir a la preocupación por la economía familiar, no modificar los precios y acercar promociones inteligentes. Pero también aparece fuerte el aspecto seguridad incluso dentro de las empresas: 70% espera que cuiden la empleabilidad y las condiciones de trabajo de sus colaboradores, señalan desde Trendsity.

8 de cada 10 esperan que las marcas adapten sus productos y servicios, por ejemplo las condiciones especiales para población de riesgo (promociones, horarios especiales, envíos sin costo, etc.), y lo físico, es decir asegurar disponibilidad de productos es algo deseable para 4 de cada 10 personas.

La mitad aseguró que pagaría más por marcas que se muestren activamente responsables frente a la coyuntura, 50% admitió que empezó a usar una marca por la manera en que se adaptó a la situación tanto como que dejó de lado a otras por no mostrar esa actitud.

Para 7 de cada 10 es importante que las marcas ofrezcan ideas, tips para mejorar el bienestar durante la cuarentena y 78% que hagan un aporte a la sociedad y a la ciencia, donando o impulsando acciones solidarias.

Los hallazgos revelan que la mitad indicó que no le interesa escuchar hablar sobre productos o servicios a menos que estén orientados a ayudarlo con esta situación. A su vez, 3 de cada 4 mencionó que le molesta que las marcas hablen sobre el virus cuando no van acompañadas de acciones porque lo hacen sólo por parecer buenas, concluye Mociulsky.

TAGS | Consumo, Coronavirus, Retail, Trendsity

También podría interesarte





© Copyright 2020 - Trade & Retail