¿Cómo es el rearmado de Cencosud?

Con la conducción de Matías Videla, el grupo empezó a redefinir su modelo de cara al futuro inmediato. Una de las prioridades estaría en desprenderse de activos con potencial para desarrolladores inmobiliarios y aquellos donde no ha podido concretar proyectos por litigios con los estados municipal, provincial o nacional.

Escribe: Miguel Hein

Cencosud está atravesando una etapa de transformaciones. La carpeta de iniciativas esta abierta y en las manos de Matías Videla, quien asumió como Gerente General Corporativo el 1° de diciembre de 2019.

Con el nombramiento de un especialista en el área financiera, Horst Paulmann envió una señal a los mercados que ahora empieza a reflejarse en medidas concretas.

La primera decisión fuerte fue la incorporación de un nuevo modelo de conducción en los países donde Cencosud gestiona banderas: Chile, Argentina, Brasil, Perú y Colombia.

El grupo puso la dirección de todos los negocios en una sola cabeza, un Gerente País. En Argentina, esa responsabilidad recayó en Diego Marcantonio.

La segunda decisión trascendente del grupo allende las fronteras trasandinas trajo el cierre de las tiendas Paris en Perú (que ocupaban espacios principales en los shoppings que gestiona Cencosud en tierras incaicas) y la fusión de las tiendas Paris y Johnson en Chile para generar el formato Paris Express.

El plan para equilibrar las finanzas del grupo (que recibieron el duro golpe de la pandemia de coronavirus) alcanzaría a la Argentina. En este caso, las opciones que habrían sido incluidas en la carpeta de Videla se relacionan básicamente con el real estate.


Así, el grupo evaluaría en primer lugar desprenderse de terrenos donde no ha podido avanzar con sus proyectos por trabas o litigios con estados municipal, provincial o nacional.

Entre éstos sobresalen las 20 hectáreas que Cencosud compró en San Isidro en 1996 pagando U$S 22 millones. Ese era el lugar elegido para un proyecto inmobiliario que incluiría 3 torres, 6 condominios y un centro comercial de primer nivel.

Según planteó la Agencia de Administración de Bienes del Estado ante la Justicia (AABE), esos terrenos deben volver al Estado porque Cencosud incumplió los plazos estipulados para la obra, que incluían el saneamiento de las tierras, ya que allí habían funcionado una empresa de tratamiento de aguar servidas.

Obviamente, Cencosud refutó en la Justicia los argumento de la AABE y pidió un pronto pronunciamiento, reservándose incluso la del CIADI para reclamar.

Otro de los predios con alto valor inmobiliario donde Cencosud no pudo cristalizar sus proyectos y que sería muy apetecido por los inversores está ubicado en Mar del Plata. En La Feliz, Cencosud sólo consiguió abrir una sucursal de Easy, debiendo postergar otras inversiones por limitaciones establecidas por el estado municipal.

Esta apertura a los inversores inmobiliarios podría abarcar el aire de bocas de supermercados con muy buena ubicación en la Ciudad de Buenos Aires, donde los desarrolladores encontrarían la posibilidad de construir edificios que rentabilicen al máximo los metros cuadrados que hoy no son explotados.

Cencosud tiene, además, la obligación de devolver en 2024 a la Ciudad de Buenos Aires los terrenos que arrendó para levantar Jumbo Palermo, sobre la Avenida Bulrich.

El futuro e inevitable cierre de esta boca podría traer reajustes en las operatorias de otras sucursales tanto de Jumbo como de Disco y Vea. Lo concreto es que Cencosud está en movimiento hacia un futuro distinto y quien lleva el mando de esa redefinición es Matías Videla, quien en 4 o 5 años completaría una tarea que puso en marcha en una región y en un mundo que en nada se parece a este totalmente trastrocado por la pandemia de coronavirus.

* mhein@trademedia.com

TAGS | Suprmercados, Shoppings, Retail, Coronavirus

También podría interesarte





© Copyright 2020 - Trade & Retail