Encuentro con la innovación

Supermercadistas y proveedores tienen en el Foro la mejor oportunidad para encontrarse y analizar el presente y el futuro.

Trade Media Argentina convoca año tras año al vasto sector que conforman las cadenas regionales de supermercados y a sus proveedores para analizar en la coyuntura que atraviesan y en el futuro que los espera. Este ejercicio tuvo en 2019 el adecuadísimo escenario que ofrece el Sheraton de Mar del Plata, con su privilegiada ubicación frente a la costa.

Las malas noticias

Como corresponde a tiempos tan agitados desde el punto de vista económico, con caída del consumo, volatilidad del tipo de cambio y presión tributaria en niveles records, el Foro fue inaugurado con la exposición de Carlos Melconian. El ex presidente del Banco Nación y reconocido consultor esbozó una lista de malas noticias: el consumo  no se recuperará, no habrá crédito, la inflación no cederá a los niveles esperados, la presión tributaria se mantendrá altísima para tapar los agujeros fiscales, el actual plan económico tiene por único fin controlar el dólar... En este orden aleatorio, las variables analizadas por el consultor invitaron a la prudencia, pero sobre todo a redoblar los esfuerzos para la subsistencia.


Innovar, un camino obligado

A caballo de esta coyuntura apareció la palabra más escuchada en el Foro: innovación. En cada una de las conferencias que siguieron, para reseñar comportamientos de los consumidores, para presentar proyectos, para dar a conocer soluciones tecnológicas, para contar qué se hace desde la trinchera de cada cadena, llegó la invitación a buscar el camino de la supervivencia  y de la expansión a partir de la innovación. Las estructuras que aparecían sólidas empiezan a mostrar fisuras por los dramáticos cambios que plantean los consumidores en sus comportamientos de compra. La omnicanalidad es el gran desafío a enfrentar. Precisamente, en el Foro se presentaron muchas herramientas para atender esta tendencia.

Aparecieron también recursos que contribuyen a defender los márgenes de rentabilidad a partir de medios de pago que ahorran tiempos, burocracia administrativa y tienden a sacar el máximo provecho al dinero cuando la inflación y la volatilidad del dólar corroen su valor.


Los concurrentes se llevaron también en sus mentes dos ideas que marcarán los nuevos tiempos. Por un lado, la implementación de acciones que evidencien los compromisos de las cadenas con la sociedad, a través de acciones que encuadren en protocolos de responsabilidad social y empresaria. Como actores activos de las comunidades donde se desempeñan, las cadenas deben mostrar las políticas que implementan para hacer mejor sus comunidades, dando empleo genuino y en blanco y tomando medidas para el cuidado y protección del medio ambiente, entre tantas otras iniciativas.

La otra idea fuerza llegó con un tema que preocupa en un sector de mano de obra intensiva como lo es la industria de la distribución: los recursos humanos.  Hoy no basta con reclutar a los mejores, sino que hay que procurar que esos hombres y esas mujeres disfruten con lo que hacen. Unicamente así se los podrá retener, más allá de las remuneraciones y demás políticas. Si no hay disfrute en lo que se hace, el segmento más joven de los recursos humanos migra irremediablemente hacia nuevos horizontes. Este desafío es el mismo que afrontan todas las empresas de familia –amplia mayoría de las presentes–, a las que se llamó a crear riqueza, pero cuidando que sus integrantes logren la plena realización personal.

Así en Argentina como en América latina

El panorama que atraviesa el sector en la Argentina y que se fue delineando con el correr de las ponencias fue puesto en su contexto internacional por Ferdysac Márquez, presidente de la Asociación Latinoamericana de Supermercados (ALAS). El ejecutivo dejó claro que los focos de conflicto son los mismos o muy parecidos en los países ubicados al sur de Estados Unidos.


“La presión fiscal creciente no es un problema exclusivo de ustedes –anotició Márquez–. Se da en toda América latina, pero también en Estados unidos y en Puerto Rico, mi país. Sucede igual con la competencia de los comercios informales. Y créanme que hay una sola manera de combatirla. Y es presentarse ante el Estado con un planteamiento común y sin divisiones. Hay que ayudar al Estado en la fiscalización, porque todos sabemos que ningún Estado tiene la capacidad para controlar a la totalidad de los puntos de venta.”

Además. Márquez volcó su experiencia de provenir de una cadena regional fundada en el grupo familiar para reivindicar  el rol de las cadenas independientes. “Nadie puede dar el servicio que damos las cadenas independientes. Tenemos una proximidad con el consumidor que es inaccesible para las grandes superficies. Las grandes superficies conforman un gran negocio financiero, nosotros somos grandes por nuestros clientes. La fidelidad que somos capaces de generar con ellos está lejos del alcance de las grandes superficies”, alentó Márquez al auditorio supermercadista.

Estas líneas de acción encontraron eco en el repaso sobre la propuesta presentada desde una cadena para mejorar el presente del sector, pero sobre todo para construir un futuro posible. Se necesita contribuir al desarrollo de una moral impositiva. Para ello hay que poner a trabajar a 40 millones de inspectores (los consumidores). Resulta imperioso simplificar los impuestos y que la política vaya hacia una ampliación de la base impositiva. Hay que cambiar la cultura de que el Estado controla sólo al que está adentro del sistema y descarta trabajar sobre el que está afuera. Todo esto requiere políticas gremiales empresarias para trabajar de la mano con el Estado.

Un acto de comunicación

No puede soslayarse en este repaso de los días marplatenses el adecuado montaje de un marco para las charlas, los encuentros y los reencuentros, los acuerdos, el análisis de las relaciones con los proveedores, el armado de nuevos negocios. Ambientes y momentos facilitaron estos idas y vueltas que la cotidianidad, y a veces las lejanías geográficas, posponen y que en el Sheraton encontraron el ámbito adecuado para centrarse en ellos. La comunicación tuvo todos los facilitadores posibles, y sin duda ese es uno de los mayores valores que tuvo y tendrá este Foro de Cadenas Regionales.

TAGS | Foro de Cadenas Regionales, Trade Media Argentina

También podría interesarte





© Copyright 2019 - Trade & Retail