Crecen las empresas de triple impacto

Los consumidores valoran cada vez más a las compañías que están atentas al impacto que tienen en el ecosistema en el que operan.

18/11/2022 - 10:11 - Industria
Autor: Florencia Lippo - Nicolás Giani


Los consumidores están más atentos al compromiso de las empresas y su impacto con el medio ambiente. Según un estudio de Havas sobre el valor de marca, el 73% de los encuestados cree que las marcas deberían actuar por el bien de la sociedad y el planeta, mientras que el 64% ha tomado acción, prefiriendo comprar a empresas con una reputación de propósito, no solo de ganancias, y más de la mitad (53%) asegura que está dispuesta a pagar más por una marca que toma una posición sobre situaciones de índole social o ambiental.

En ese sentido, distintos retailers y fabricantes llevan a cabo iniciativas para generar un impacto positivo en las comunidades en las que operan. Por caso, desde hace varios años el Grupo Libertad está enfocado en mejorar la eficiencia energética. Y recientemente fue premiado por la organización Clean Energy Ministerial (CEM) con el máximo galardón al liderazgo en gestión energética.

Diego Martín Sabat, Director de Legales y Relaciones Institucionales de Grupo Libertad, quien lidera el programa de sustentabilidad “Juntos en Acción”, afirmó que el premio representa un orgullo muy grande para la empresa.

Según él, la certificación bajo la norma ISO 50.001 es un paso muy importante en pos de operar con procesos más sustentables, ya que permite establecer sistemas para mejorar continuamente el desempeño energético, con un enfoque sistemático que permite transformar la manera en que las organizaciones gestionan la energía, reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

Otra empresa que trabaja para generar un impacto positivo es La Anónima, que se encuentra en camino de certificarse como Empresa B. Se trata de una certificación que se otorga a compañías que persiguen el triple impacto, colaborar en la mejora de los problemas del medio ambiente y sociales.

En el mundo la pregunta es si las empresas están solamente para generar buenos rendimientos o tienen un rol adicional. Creemos internamente que tenemos el ADN de empresa B, fuimos pioneros en muchas acciones de mejora del medio ambiente y compromiso con las comunidades donde nos encontramos. Esto nos llevó a poner a toda nuestra organización en el tema y en cada decisión que tomamos debemos tenerlo en cuenta”, señala Nicolás Braun, Gerente General de La Anónima.

Por otra parte, la disminución en el desperdicio de alimentos es un ítem en el que varias empresas se encuentran trabajando. Entre ellas está DIA, que se planteó el objetivo de reducir el desperdicio alimentario en su operación en un 40% en 2023.

DIA afronta este gran desafío social y medioambiental, enfocándose en la prevención del desperdicio, activando medidas que además aporten valor y contribuyan a un consumo más sostenible en las ciudades y barrios en los que está presente. Este enfoque se aplica desde el aprovisionamiento adecuado de los productos hasta la rotación del stock, en todas las instalaciones con flujo de mercancías: almacenes, dark stores y tiendas”, explican desde la cadena.

Otra empresa que se propuso un objetivo ambicioso es Essity, que para el año 2030 tiene como reto que el 50% de sus innovaciones  tengan una mejora de impacto social y/o ambiental.

“En los últimos años, hemos duplicado la capacidad productiva en la planta en Wilde y a través de nuestras marcas innovamos constantemente alineado con nuestro propósito y las necesidades de nuestros clientes y consumidores. Con esto esperamos además que Argentina se convierta en un hub de abastecimiento para otros países” afirmó Martin Stigliano, Country Manager de Essity Argentina.

Para lograr el objetivo, el ejecutivo señala a la innovación como un factor importante: “El año pasado lanzamos una nueva línea fabricada con algodón producido de manera sustentable y materiales biodegradábles. Sabemos que el consumidor busca ser más responsable y cuidadoso con el medioambiente. Es difícil innovar en muchas de las categorías en las que estamos presentes. Y sin embargo la empresa encuentra esos espacios. La ágilidad del Grupo Familia y el know-how de Essity se ve en cosas concretas como estas”.

Cuidar el medio ambiente

La crisis climática está en la agenda de las empresas. En 2021, por séptimo año consecutivo, la temperatura media mundial superó los niveles preindustriales en más de 1.1 grados y las concentraciones de gases de efecto invernadero continúan en alza.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 67% de las emisiones de estos gases están asociadas a una forma de vida y de consumo, por lo que la transformación de hábitos y formas de producir es central para mitigar el cambio climático. Con esto en mente, Cervecería y Maltería Quilmes anunció su meta hacia la carbono neutralidad.

“Como hace 131 años seguimos apostando por el desarrollo económico y social de la Argentina. Asumir la meta de ser carbono neutral traerá aparejado desarrollo en nuevas tecnologías, inversiones, trabajo, lo que nos permite demostrar una vez más, nuestra visión de largo plazo en el país y lograr que las personas y el planeta prosperen juntos”, explica Martin Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes.

En paralelo, a través de una acción conjunta Nestlé, YPF y Tetra Pak desarrollaron una innovadora acción de economía circular que consiste en la entrega de parasoles elaborados por Nestlé a partir del cartón reciclado de envases de Tetra Pak recolectado en las estaciones YPF Full.

Para Tetra Pak el reciclaje está en el centro de una economía circular baja en carbono y tiene como objetivo reducir los desechos y mantener los materiales en uso durante más tiempo. Por esta razón desarrollamos en alianza esta actividad para demostrar que la economía circular es posible y que sólo es posible, trabajando juntos, indica Horacio Martino, Gerente de Sustentabilidad de Tetra Pak.

Por su parte, Pablo Manrique, Gerente de Seguridad, Salud y Medio Ambiente de Nestlé Región Plata, dice que “la gestión de residuos es fundamental para minimizar posibles impactos, no solo sobre el medio ambiente, sino también sobre la salud de las personas y de todas nuestras comunidades. Este trabajo en conjunto visibiliza la importancia de que los distintos actores nos unamos para continuar transformando las formas de producción y consumo, para satisfacer las necesidades actuales sin comprometer a las generaciones futuras”.

El desperdicio de empaque y la contaminación es otra de las temáticas centrales para el medio ambiente. “El desperdicio cero es un objetivo que es ético, eficiente y visionario, para guiar a las personas a cambiar sus estilos de vida y prácticas para emular ciclos naturales sostenibles, donde todos los materiales desechados están diseñados para convertirse en recursos para otros”, explica Sergio Herrera, Director de Marketing de Colgate-Palmolive.

La empresa busca reducir el impacto ambiental a través del desarrollo de productos con desperdicio cero y fomentando el cuidado del agua. Bajo los objetivos de su ambiciosa estrategia de sustentabilidad de cara al 2025, migró a un tubo 100% reciclable dentro de su portfolio de cremas dentales, bajo sus principales submarcas: Natural Extracts, Zero, Smiles, Herbal, Máxima Protección Anticaries, Triple Acción y, ahora, Total 12. Este tubo está fabricado con materiales HDPE, por lo que el plástico se puede reutilizar. Este proceso es idéntico al de una botella y al mismo tiempo, permite ser presionado como un tubo.

 


También podría interesarte





© Copyright 2020 - Trade & Retail