Sustentabilidad y negocios verdes

El cuidado de los recursos naturales es un aspecto que, si bien es incipiente, es cada vez más valorado por los consumidores. Y las empresas están actuando en consecuencia, incorporando este tema en sus estrategias.

08/09/2021 - 09:09 - Canales
Autor: Florencia Lippo


A pesar de las dificultades económicas, y que el precio sigue siendo uno de los factores principales a la hora de elegir un producto, la responsabilidad social en general, y el cuidado del medio ambiente en particular está presente en la mente de los consumidores.

Y a pesar de que está muy lejos de lo que sucede en mercados más desarrollados como el europeo, en América Latina la sustentabilidad es un recurso cada vez más valorado por las personas. Por eso, cada vez más empresas de consumo masivo toman este tema como parte de su estrategia y tienen objetivos a corto y largo plazo.

Kantar realizó una encuesta en Latinoamérica para conocer cuáles son las preocupaciones más grandes en cuanto al medio ambiente. El análisis señala que “mientras que alrededor del mundo el cambio climático es citado por los participantes, en América latina el agua es el gran tema para los consumidores, entre desafíos como contaminación, escasez y desperdicio”.

El estudio segmentó a este público en relación a sus acciones cotidianas para disminuir su huella ambiental, y los dividió en Actives, Considerers y Dismissers.

“Los Actives trabajan constantemente para reducir sus niveles de residuos plásticos. Siempre, o con frecuencia, toman medidas activas para mejorar el medio ambiente. Los Considerers toman algunas acciones para reducir su impacto ambiental, como el uso de bolsas de tela reutilizables en lugar de bolsas de plástico, pero con menor frecuencia que los Actives. Y los Dismissers tienen poco o ningún interés en los desafíos ambientales que enfrenta el mundo y no están dando ningún paso para mejorar”, indican desde Kantar. 

Responsabilidades 

Aunque los consumidores consideren que quien puede hacer la diferencia ampliamente es la industria, cuando el asunto es el agua, de acuerdo con los datos de Kantar, la mayoría cree que el principal responsable de hacer uso correcto son los mismos  consumidores, buscando utilizarlo de manera correcta y sin desperdicios, alcanzando un 44%.

“Se pudo observar que los hábitos de rutina realmente corroboran para un rol activo del comprador en la resolución del problema: el 88% de los encuestados cuando lava los platos, trata de ahorrar agua al enjuagar; 79% normalmente cierra la llave cuando se cepilla los dientes; y 63% cierra la ducha cuando se enjabona”, indican desde Kantar.

Y agregan que “mostrando que hay consonancia entre lo que se dice acerca del factor preocupación en cuanto a nuestro principal recurso natural y el consumo consciente: 57% busca productos que usen menos agua; 55% utiliza lavado rápido o ciclo ecológico en el lavarropas”. 

Marcas en acción 

A pesar de que solo uno de cada cuatro encuestados por Kantar lograron mencionar una marca que está haciendo algo por el medio ambiente (20% industria y 16% retailers), muchas compañías están llevando adelante campañas y lanzando nuevos productos pensando en el cuidado del medioambiente.

Coca-Cola en Argentina, por ejemplo, lleva adelante el programa Ruta Verde. Junto a RSU Ambiental (una empresa de logística) la compañía de bebidas implementó este sistema de recolección de residuos diferenciado que busca un destino sustentable y eficiente para el plástico PET, utilizado en los envases, entre otros materiales reciclables. 

“Dentro de la Economía Circular, la etapa de la recolección es el eje más desafiante y el que necesita de un mayor trabajo en conjunto. Por eso impulsamos Ruta Verde, que refleja ese trabajo en equipo y todo lo que se puede lograr a través del poder transformador de las alianzas”, indica Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Coca-Cola Argentina y Uruguay.

Ya existen más de 460 Puntos Limpios para la recolección diferenciada de los reciclables. Y desde que comenzó en 2019 este programa permitió recuperar 467,5 toneladas de plástico PET. El apoyo de Coca-Cola Argentina a esta iniciativa se enmarca en su programa global Un Mundo sin Residuos, por el que la Compañía se compromete a recolectar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para 2030.

Unilever también es otra empresa que dedica recursos al cuidado del medioambiente. Y una de sus prioridades es la transición hacia una economía circular. “Proteger la biodiversidad, cuidar los recursos naturales y preservar el medioambiente son compromisos que están presentes en todo lo que hacemos: desde la concientización alrededor de la pérdida y desperdicio de alimentos, así como el trabajo que realizamos con los agricultores para que los vegetales de nuestras sopas, caldos y condimentos Knorr en Argentina sean cultivados en forma 100% sustentable”, explica Mariana Perazzo, Gerente de Comunicaciones Corporativas de Latinoamérica en Unilever.

En Chile, la empresa formó una alianza con Algramo para vender sus productos a granel con triciclos eléctricos que realizan entregas en los hogares de los consumidores. En Brasil, desde 2006, Unilever es parte de un programa de reciclaje con inclusión social que involucra 164 centros de reciclaje e impacta positivamente en 4.400 recicladores. Hasta el momento, recolectamos 1,6 millones de toneladas de residuos posconsumo.

Colgate es otro ejemplo de cómo las marcas pueden incorporar la sustentabilidad a su estrategia. Este año lanzó un nuevo tubo de crema dental 100% reciclable, que está disponible en América Latina bajo la línea Colgate Natural Extracts.

“Nuestro compromiso es seguir innovando para encontrar nuevas formas de reducir el uso de plástico en los envases. La sustentabilidad y el cuidado por el planeta deben ser accesibles para todos. No tiene que ser una elección entre lo que es bueno para la salud bucal y lo que es bueno para el medio ambiente”, señala Sergio Herrera, director de Marketing de Colgate para Cono Sur. 

El aporte de los supermercados 

No solo la industria puede tener un papel importante en el cuidado del medio ambiente. Los supermercados también juegan un rol preponderante. En Argentina, Carrefour posee los Puntos Verdes. Estos son espacios para recibir materiales reciclables de la comunidad que, gracias al aporte de quienes se acercan a depositarlos y en articulación con distintas organizaciones, son recuperados para volver al circuito productivo. Así, se transforman en materia prima evitando que terminen en vertederos o rellenos sanitarios en forma de desechos.

Esta acción forma parte de nuestra estrategia de sustentabilidad en la que llevamos adelante diferentes propuestas y servicios a las comunidades en donde estamos presentes. Gracias al aporte de cada persona comprometida para hacer posible este circuito, seguimos fomentando el cuidado del medio ambiente a través de la separación de materiales en los hogares”, expresó Francisco Zoroza, Director de Asuntos Corporativos de Carrefour Argentina».

Desde Carrefour, con la colaboración de clientes y clientas y en alianza con más de 20 actores entre municipios, empresas, ONGs y organizaciones recicladoras, en 2020 se pudieron recuperar 32.7 toneladas de materiales y 13.4 toneladas en lo que va del 2021.

Esta acción se suma a diversas iniciativas que realiza la compañía en materia de sustentabilidad. Como parte de su propuesta alimenticia, Carrefour ofrece la línea Huella Natural de productos frescos donde se destaca la estacionalidad, las prácticas agroecológicas y el bienestar animal; así como la línea de orgánicos certificados que incluye carne, frutas, verduras, quesos y mieles.

En lo que respecta a su propuesta no alimenticia, el surtido de Bazar eco-amigable de Carrefour sigue ampliándose con incorporaciones como la bolsa de red de algodón para la compra de frutas y verduras y los sorbetes reutilizables de silicona. A su vez, la cadena anunció el reciente lanzamiento de su línea de indumentaria TEX Reciclado, con corpiños, bombachas y camperas hechas de poliamida y poliéster 100% reciclado.

Impacto positivo

La pandemia ha tenido un importante impacto en el camino para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para 2030 y mitigar futuras crisis económicas de la magnitud del COVID-19. Un nuevo reporte de Accenture analiza doce sectores industriales y cómo cada uno de ellos se encuentra en una posición única para avanzar. De acuerdo con el informe, la industria que tiene más impacto en alcanzar estos objetivos está la de Retail y bienes de consumo, en conjunto con la de agricultura y alimentos. Entre los aspectos en los que la industria tiene más influencia se encuentran el consumo y producción responsables, crecimiento económico y fuerza laboral equitativa, entre otros.

Accenture identificó tres acciones clave que la industria de Retail y bienes de consumo debe impulsar para ayudar a alcanzar los objetivos ODS. En primer lugar, reducir la huella operativa. Según explicó Julián Miguez, Director de la Industria de Productos de Accenture Argentina, “sólo la industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero y consume 93.000 millones de metros cúbicos de agua al año, más del 10% del agua utilizada por todos los tipos de industria. Las empresas de bienes de consumo y retail pueden reducir sus residuos y el uso de materiales -y los riesgos y costos asociados- aumentando el uso de energía renovable, el abastecimiento de materiales reciclables y el uso de subproductos de su propia industria y de otras, implementando el reciclaje de agua y la utilización de aguas grises en los sistemas de producción, así como manteniendo niveles de inventario más bajos”.

El experto agregó que, en segundo lugar, “la industria debe implementar modelos de negocio circulares. De esa manera, las empresas pueden desbloquear el valor empresarial y promover el consumo responsable y la reducción de residuos, con más de 59.000 millones de dólares de valor económico en juego anualmente sólo en el mercado de los envases reutilizables. Las organizaciones pueden aprovechar la demanda de los consumidores de productos más sostenibles desarrollando modelos de negocio innovadores. Producto de la pandemia nació un consumidor más consciente a nivel mundial y local”.

En tercer lugar, se deben reforzar las cadenas de valor. Según explicó Julián Miguez, “las organizaciones de la industria pueden integrar y promover o reforzar las normas de inclusión, diversidad y los derechos humanos en toda su cadena de valor. Estas medidas mejorarán la productividad y reforzarán el valor de la marca. Ejemplos de medidas son la adopción de políticas de igualdad de oportunidades, haciendo cumplir los derechos laborales y la puesta en marcha de programas de capacitación para mejorar el acceso a las oportunidades profesionales y apoyar a las pequeñas y medianas empresas”. 


También podría interesarte





© Copyright 2020 - Trade & Retail