Un futuro saludable

Las personas quieren más y menos al mismo tiempo. Quieren menos ingredientes como azúcar, grasa y sal que son dañinos para su salud, y más cosas buenas, por ejemplo, fibras y proteínas.

15/09/2021 - 11:09 - Canales
Autor: Florencia Lippo


La resiliencia está al límite en estos tiempos sin precedentes, lo que está causando estrés y ansiedad. Por eso no debe sorprender a nadie que la pandemia haya agregado nuevas dimensiones a las expectativas de los consumidores sobre la salud y la alimentación, y el impacto que esto va a tener en la industria.

El 73% de los consumidores de todo el mundo afirma que la depresión y la salud mental tienen un impacto de moderado a severo en su vida diaria en este momento. Y otro 60% dice que los ingresos de su hogar se han visto afectados por la crisis de Covid-19, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por Purato, empresa que suministra insumos para panadería, pastelería y chocolatería.

Los consumidores creen firmemente en un futuro más saludable. La mayoría de la gente está convencida de que la comida en 2030 será tan saludable como hoy o incluso más. ¿Qué constituye un producto saludable? La gran mayoría de las personas define la comida saludable como un alimento que agrega ingredientes y los elimina. Los consumidores quieren más y menos al mismo tiempo. Quieren menos ingredientes como azúcar, grasa y sal que son dañinos para su salud, y más cosas buenas, por ejemplo, fibras y proteínas”, explican los expertos de la empresa.

Según su investigación “Taste Tomorrow”, el 60% de los consumidores mundiales utilizan los alimentos como una herramienta importante para fortalecer su salud. Durante la pandemia también notaron un aumento en la conciencia del sistema inmunológico. Las búsquedas en línea de alimentos que estimulan el sistema inmunológico se dispararon, ya que el 58% de las personas dedicaron tiempo a informarse sobre los ingredientes y procedimientos que pueden estimularlo.

El futuro de la alimentación se va a parecer poco al pasado. El impacto de la pandemia sobre los consumidores, la aparición exponencial de nuevas tecnologías y los grandes retos en materia de sostenibilidad van a ser cruciales. La alimentación del futuro será personalizable, conveniente y segura, pero sobre todo será más saludable y sostenible. Para ello contará con tecnologías facilitadoras como la biotecnología, y la inteligencia artificial, entre otras”, señalan desde el centro tecnológico español AINIA. 

Un futuro verde 

El futuro parece verde. “Las dietas veganas y vegetarianas continúan su crecimiento constante, pero otros consumidores también ven el valor de las soluciones a base de plantas. El 38% de los consumidores piensa que una dieta basada en plantas es más saludable que una normal y el 45% cree que tiene un impacto positivo en el medio ambiente”, indican desde Purato.

El interés por los análogos a productos de origen animal está impulsando este mercado. Uno de los ejemplos destacados son las hamburguesas y las salchichas vegetales. Diversas tecnologías como la texturización seca o húmeda permiten desarrollar una apariencia y sabor similar a la carne sin comprometer el valor nutricional", analizan en Ainia.

"El diseño de productos extruidos, con texturas y sabores específicos, así como la optimización y control de los procesos supone un reto para la investigación. La tendencia plant based se extiende a productos similares a la leche, huevos, salsas, condimentos, barritas, etc. y ha llegado para quedarse”, agregan desde Ainia.

Otra tendencia, explican los especialistas, son las fuentes alternativas de proteínas como insectos, microalgas, hongos, o nuevas especies de plantas. Todas ellas se presentan como más sustentables que las proteínas de origen animal y una posible solución para hacer frente al crecimiento de la demanda en el horizonte 2050. Algunas empresas innovadoras en el ámbito de los insectos son Ynsect, BioFly Tech o Trillions.

Además, los consumidores son cada vez más consientes del impacto que tienen sus decisiones de compra en el medio ambiente. “Una dieta responsable es importante. La mitad de los consumidores de todo el mundo están de acuerdo en que las elecciones alimentarias que hacen reflejan sus valores personales. ‘Soy lo que como’ es su lema. La comida está estrechamente relacionada con la ética y el estilo de vida, por lo que lo que se lleva a la boca debe decir algo sobre lo que representa”, señala el estudio de Purato. 

Transparencia 

Los consumidores también reclaman transparencia en la industria alimentaria. “Los consumidores quieren saber qué hay dentro de sus alimentos, de dónde provienen y cómo se producen. Los ingredientes siguen siendo la información más importante en la etiqueta de un alimento y la información nutricional ocupa el segundo lugar. Pero la información más detallada del producto es cada vez más importante: el 43% de los consumidores lee la etiqueta del producto para obtener más información sobre la fuente del producto, el 39% consulta la fuente de los ingredientes y el 24% está interesado en la sostenibilidad”, según Purato.

La clave para adaptarse al futuro, de acuerdo con la investigación, no es un secreto: mantenerse relevante para los compradores. “Los consumidores tienen claro la dirección en la que quieren que se dirija la industria alimentaria: ven un futuro saludable. Las opciones a base de plantas se convertirán en una parte importante de las dietas y todos los alimentos seguramente serán preferiblemente sostenibles”, concluyen desde Purato.

Cuando el entorno cambia más rápidamente que la empresa, ésta debe innovar más para no perder competitividad. Hoy, el entorno está cambiando de manera vertiginosa, así que acelerar la innovación para adaptarse o anticiparse a estos cambios, no es una opción, sino el factor fundamental de recuperación y crecimiento. Apostar por la innovación tecnológica genera importantes ventajas competitivas y barreras de entrada a la competencia. Para ello, es necesario invertir en I+D propia. Algunos dicen que no estamos en crisis, sino que hemos cambiado de era, y es la era de la innovación. Sin innovación no hay futuro”, señala los expertos de Ainia.


También podría interesarte





© Copyright 2020 - Trade & Retail