Un futuro inteligente

Movilizar el poder de las nuevas tecnologías, la automatización y los datos se ha convertido en una necesidad a medida que los clientes cambian de las compras en la tienda al comercio electrónico y esperan que los locales mantengan una experiencia personalizada y sin fricciones.


Las soluciones tecnológicas están cambiando constantemente la cara del retail. Y claramente el supermercadismo no está exento de esta realidad. Llevar inteligencia artificial, automatización y otras tecnologías innovadoras a los pasillos de las tiendas  es inevitable y cada vez más necesario en un mundo post-COVID, en el que los consumidores darán prioridad a una experiencia de compra eficiente y teniendo en cuenta los factores sanitarios.

Los expertos en la materia señalan que la Inteligencia Artificial (IA) pronto puede afectar todos los aspectos de un supermercado, desde las mejoras de precios hasta la colocación de productos y el cumplimiento de pedidos en línea. Por eso muchas cadenas alrededor del mundo están adoptando diferentes tecnologías que pueden en una práctica común en el futuro cercano.

A lo largo de la pandemia se vio un aumento en los servicios de terceros asociados con los minoristas para proporcionar una entrega rápida y fresca, pero muchos supermercados vieron la creciente demanda de compras en línea como una oportunidad para desarrollar una experiencia de compra más sólida. En Grocery Dive, Rosie Bradbury señala que “los minoristas han ampliado su comunicación virtual con los consumidores durante el transcurso de la pandemia al impulsar nuevas técnicas de comercio electrónico y utilizar las redes sociales de manera innovadora para promover su identidad de marca”.

“Así como una experiencia en la tienda debe involucrar activamente a los consumidores, también debe hacerlo la experiencia en línea. La atención prestada a la interfaz fácil de usar, el estilo, el color y el formato estéticamente agradables y de marca, y las actualizaciones divertidas según la temporada pueden contribuir a una experiencia de compra en línea positiva”, explica un informe de la consultora Date Check Pro.

Según el análisis, “el elemento interactivo de la tecnología y la experiencia del consumidor no tiene por qué detenerse en el sitio web: las aplicaciones están desempeñando un papel más importante en la experiencia omnicanal, desde mostrar las ubicaciones de las tiendas hasta mostrar anuncios y los cupones correspondientes escaneados directamente en la caja. Walmart incluso introdujo un nuevo formato de tienda que anima a los compradores a navegar utilizando la aplicación de la empresa”.

De acuerdo con los expertos de la consultora, algunos minoristas incluso se están asociando con empresas de tecnología para integrar la alimentación y la innovación: Albertsons se asoció con Google para fusionar el amplio alcance y el conocimiento del comercio minorista con la capacidad de la empresa de tecnología para la innovación disruptiva centrada en el cliente. Entre las innovaciones planificadas se encuentran mapas de compras con características hiperlocales dinámicas, comercio conversacional basado en inteligencia artificial (IA) y creación de listas de compras predictivas a través de Google Cloud. Algunos compradores pueden, comprensiblemente, dudar acerca de la introducción de la inteligencia artificial en su supermercado, pero la integración exitosa de tecnología innovadora significará mejorar la experiencia de compra sin comprometer el servicio al cliente de alta calidad o el sentido de seguridad del consumidor. “En el caso de que Albertson y Google innoven juntos, los lanzamientos de la asociación se basarán en proyectos ya implementados para mejorar la experiencia del cliente”, señalan desde Date Check Pro.

Los supermercados se beneficiarán del ecosistema del espacio físico de la tienda y la presencia digital que se sincroniza y optimiza con la mayor eficiencia. Dado que la pandemia influye en la forma en que funcionan las organizaciones, provoca un mayor enfoque en el comercio electrónico y afecta en gran medida los problemas de inventario y cadena de suministro, el uso de plataformas tecnológicas para automatizar los datos y ayudar al importante flujo de información puede facilitar que todos los socios realicen su trabajo efectivamente. El uso responsable de la IA puede crear una interacción omnicanal más eficiente y brindar al cliente la mejor experiencia de compra posible, ya sea que se le entreguen la compra en su casa, la retire en la tienda o compre en la tienda”, indican desde la consultora.

Automatización en limpieza y autoservicio 

Muchos supermercados ya están adoptando la automatización en lo que respecta a las prácticas de sanitización. La pandemia vio un éxito creciente para empresas como Brain Corp, que proporciona software de inteligencia artificial para alimentar limpiadoras robóticas de pisos. “Con los supermercados reforzando el uso de este tipo de tecnología para mantener a los empleados más seguros, aumentar el distanciamiento social y reducir la cantidad de personal que tiene que ir físicamente al trabajo, la tecnología de inteligencia artificial puede ayudar enormemente a regular las prácticas consistentes de limpieza de las tiendas. Muchos supermercados han descubierto que la limpieza automatizada les permite cumplir con los estándares de manera constante y con menos molestias. Incluso después de una pandemia, las rutinas de sanitización altamente reguladas serán necesarias para mantener la experiencia de compra en la tienda segura e higiénica para los consumidores”, señalan los expertos de Date Check Pro.

Personalización para el consumidor digital 

La interacción con los clientes a través de canales en línea, ya sea en un sitio web o una aplicación, ha alcanzado un pico crítico, especialmente dado el tremendo aumento en las compras en línea durante la pandemia. La personalización de la experiencia de compra en línea puede incorporar la tecnología de inteligencia artificial como una forma de aprender más sobre los hábitos y preferencias individuales de los consumidores.

La interacción con los clientes ha cambiado drásticamente en los últimos años a medida que ha aumentado la frecuencia de las compras en línea”, escribe Emily Crowe para SmartBrief. Y agrega que “los minoristas deben hacer todo lo posible para desarrollar relaciones con los consumidores digitales y personalizar la experiencia de compra”.

Los programas de recompensas también se están personalizando.” Los minoristas pueden utilizar formularios de registro personalizados para obtener información sobre la demografía, los intereses y las preferencias de los consumidores. Las cadenas pueden luego usar esta información para personalizar su marketing, volver a atraer a los clientes y brindar apoyo relevante para facilitar el viaje de sus clientes”, explican desde Date Check Pro.

Y añaden que “la promesa de recompensas y puntos de fidelidad captará la atención del consumidor y, a partir de ahí, le corresponde al minorista adaptarlo a los hábitos de compra individuales. Utilizar los datos de forma responsable para gestionar la experiencia del cliente se está convirtiendo en una práctica cada vez más necesaria para competir y destacar como minorista”.

Entregas automatizadas remotas

La automatización verá un papel cada vez mayor en el futuro de los supermercados, tanto en los centros de entrega remotos como en las tiendas, donde los consumidores pueden retirar pedidos en línea y comprar en la tienda.

“Una práctica de la industria en crecimiento son las ubicaciones de solo recolección, como tiendas oscuras (tiendas sin «compradores», solo clientes que recogen pedidos en línea) y puntos de recolección aislados (como contenedores de almacenamiento con temperatura controlada en los estacionamientos de las tiendas que funcionan como unidades individuales). Ambas opciones que eliminan algunos de los desafíos que conlleva operar en un entorno de tienda y parecen ser más rentables por pedido. A medida que el comercio electrónico mantiene una popularidad creciente, la reducción de la mano de obra y el tiempo que los consumidores pasan en la tienda mediante la implementación de ubicaciones de retiro remotas como estas puede ser una tendencia al alza. También es preciso considerar el aumento de los protocolos de almacenamiento automatizado, como las innovaciones pioneras de Ocado en el mercado de automatización de depósitos de comestibles”, explican desde la consultora.

“La innovación en tecnología siempre ha impulsado el cambio. Los avances en la automatización e la inteligencia artificial afectarán la cadena de suministro de los supermercados. En una era de exceso de información, las cadenas pueden aprovechar estos datos para sacar el mejor provecho no solo de la empresa, sino también del consumidor. Movilizar el poder de la inteligencia artificial, las máquinas automatizadas y los datos se ha convertido en una necesidad a medida que los clientes cambian de las compras en la tienda al comercio electrónico y esperan que las tiendas mantengan una experiencia personalizada y sin fricciones. Las cadenas que buscan mantenerse al tanto de la creciente automatización tendrán cuidado de considerar cómo ciertas innovaciones mejorarán la experiencia de compra, desde el depósito hasta la tienda y el consumidor, sin sacrificar productos y servicios de alta calidad”, concluyen desde Date Check Pro. 

TAGS | retail, automatización, tendencias

También podría interesarte





© Copyright 2020 - Trade & Retail